miércoles, enero 04, 2012

Y sin embargo te sigo amando


"Y Dios en la última playa".
Testigo será de que nunca,
el corazón en la arena y el agua estuvo completo.
Tampoco fueron sueños ni quimeras,
pues la realidad siempre estuvo clara,
más, ¡ay! que la traición duele cuando...
ni la amistad fue verdadera.
Caballerito, falso amigo,
falso Caballero de cartón piedra,
sumergido en sus sueños,
allá perdido en quimeras soñadas.
Caballero de cartón,
de flor en flor libando
y arañando cada corazón,
no uno, sino cientos,
para la maldición.
Caballero con espada de madera,
amor rechaza siempre y a cambio da
dolor, pena y tristeza,
exigiendo una esclava, que no mujer.
Caballero que no soporta el igual a igual,
en su lid de superior a todos.
Pequeño guerrero,
con espada de madera, caballo de cartón
y viviendo en su sueño.

Teresa Coscojuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada