domingo, enero 16, 2011

Te quiero



Y aún así te amo, a ti que ya no eres
sino difusa sombra entre brumas envuelta
ser que se escurre entre la niebla
queriendo escapar de su destino
en desesperada huída entre brezales
en lo profundo de la umbría
sin ver jamás un rayo de sol.
Te amo y me conformo con lo poco que me das
cada vez menos, pero para mí más
porque cuando menos recibe un corazón generoso
más valora este tesoro impensable de llegar.


Teresa Coscojuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada